LA GUÍA MÁS ACTUALIZADA PARA LA PLANEACIÓN DE UN SITIO WEB

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

 

Los sitio web son creaciones vivientes complejas y dinámicas. Cada cambio, cada modificación del contenido e inclusive de su funcionalidad requiere tener una base sólida desde la cual trabajar. El no reconocer este tipo de necesidad tendrá como resultado pérdida de tiempo, usuarios frustrados y grandes dolores de cabeza.

 

Organizar y coordinar tiempos y esfuerzos con anticipación no sólo beneficiará su diseño, sino también incrementará el entendimiento del rol que tiene su sitio web y el proceso de funcionamiento interno. En este artículo le presentamos la guía más actualizada para un planeación efectiva de su sitio web.

 

la importancia de la planeación

 

Empecemos con una analogía, cortesía del trabajo extenso de Ben Seigel´s. En esta analogía, Usted está construyendo una terraza. En este caso, partiendo de que está hospedando su propio sitio, y por lo tanto está haciendo el trabajo de diseño y funcionalidad, asumiremos que la terraza es para su casa. Inicialmente Usted asume que es un proceso bastante simple y se dirige al almacén de madera a conseguir e material. Una vez ahí, lo recibe un empleado muy amable, preguntándole si desea madera con tratamiento o rústica y qué tipo de madera será, si Pino, Roble o Cedro.

 

Sin saber mucho al respecto, selecciona por error un tipo de madera que no va de acuerdo a las condiciones en las que será utilizada. Cuando empieza construir su terraza, comienza por el marco, traza algunos bocetos y se siente confiado de la evolución del trabajo, hasta que se da cuenta que ha tapado la entrada principal y olvidó ubicar algunas escaleras de acceso. Así que corrige el problema anexando al diseño dichas escaleras, pero debido a que son de un largo especial y requieren soporte extra, éstas colapsan cuando las prueba. De inmediato llega la lluvia, su madera esta empapada, por lo que se desliza y lastima seriamente la pierna, al mismo tiempo que su autoestima en construcción. Y toda esta conmoción surge de una inofensiva terraza.

 

Los sitios no son indiferentes a este tipo de escenarios, aunque más complicados que la construcción de una terraza. Echemos un vistazo a cómo es que se desarrolla el proceso de planeación.

 

alineando recursos

 

A modo de empezar el proceso de la manera correcta necesitamos entender cómo es que nuestro sitio estará configurado. ¿Cuáles son los requerimientos de funcionalidad?, ¿Cuál será el contenido principal?, ¿Cuánta gente está trabajando en el proceso? Estas preguntas son parte del análisis de necesidades, es decir, el escenario en el que se determina cómo es que se verá su terraza, qué tan grande y cuál será su propósito. La descripción de este paso puede ser corta, simplemente debido a que la mayoría del proceso requiere contestar preguntas específicas a sus necesidades. La importancia de la planeación inicial no puede ser tomada a la ligera.

 

Es importante entonces, antes de empezar cualquier trabajo, alinear sus recursos con su equipo de mercadotecnia. Debido a que el sitio web es una extensión de sus esfuerzos, el contenido, las imágenes y diseño, deberán facilitar su trabajo a modo de crear una presencia de marca coherente y multicanal. Integre al proceso a su equipo de mercadotecnia para discutir y planear el sitio web de acuerdo a sus necesidades.

 

En seguida evalúe los requerimientos de su personal, basado en la evaluación de las necesidades y prosiga a reunir a su equipo de trabajo. Empiece por determinar las funciones y responsabilidades de los miembros del equipo, las cuales no están limitadas a:

 

• Diseñador web.
• Desarrollador de HTML.
• Desarrollador web.
• Líder de proyecto.
• Escritor / Editor.
• Otras partes interesadas.

 

Este proceso es parecido a seleccionar trabajadores de construcción para un edificio. Al dividir las labores, no sólo se optimiza la carga de trabajo, y aprovecha de mejor manera las fortalezas de cada integrante con el fin de crear un producto final sólido.

 

Para que sus trabajadores empiecen a construir, necesitarán materias primas. Le sugerimos que comience por desarrollar el contenido de su sitio, ya sea éste escrito, en video o cualquier otro formato. Sus escritores deberán entender la diferencia entre escribir para un sitio web a comparación de hacerlo para una publicación impresa. Los lectores en línea son “escaneadores”, por lo que el poner la información con viñetas resultará bastante útil. Tanto la información como la presentación de la misma debe de estar pensada en el público al que va dirigido y no ser auto indulgente. Por último, la longitud del contenido debe de ser apropiada al tema y suficientemente atractivo para cautivar la atención de los rápidos lectores. No es necesario que en este punto empiece a generar contenido, pero el tener conocimiento de estos puntos le ayudará bastante cuando lo haga.

 

Lo siguiente será conseguir material fotográfico de buena calidad, ya sea para fondos, cabezales, elementos de apoyo en la estructura o para galerías. El poder que tienen las imágenes está demostrado; estudios señalan que este medio visual general más “me gusta” y “compartir” que cualquier otro medio, lo que se traduce en mayores visitas al sitio.

 

La calidad de las imágenes es muy importante, especialmente desde que las fotografías a gran tamaño y alta resolución son una tendencia creciente en los sitios web debido a su recepción positiva y atractiva. Si cuenta con presupuesto, considere contratar a un fotógrafo profesional. Sino cuenta con mucho presupuesto, al menos puede hacer una investigación acerca de la iluminación, técnicas y cámaras apropiadas para lograr un buen resultado usted mismo.

 

construyendo la estructura

 

Una vez que ya cuente con esos dos elementos anteriores, es momento de empezar a construir la estructura de su terraza. Un mapa de sitio sólido trazado en un pizarrón lo ayudará a establecer la estructura de enlaces y le dará una idea de cómo fluirá la navegación e información. Ya que desea mantener a sus usuarios interesados, que se aprecie su arduo esfuerzo y de aplicar, que se realicen ventas en línea, este mapa de sitio resulta un primer paso muy importante.

 

Defina cómo será presentado el contenido. Su sitio probablemente cuente con galerías, carrusel de fotos, texto y videos, pero ¿cómo serán presentados? ¿Será que el carrusel de fotos sea presentado como una galería o ésta será giratoria? El texto normalmente es presentado tal cual es, pero qué información se presentará… por autor, por tema o por título. ¿Mostrará historias relacionadas?, ¿O mostrará un botón al final que lleve al usuario a realizar una acción?. Cada una de estas preguntas lo ayudará a determinar el diagrama de flujo y tener muy claro en qué dirección lleva la información.

 

Comience construyendo las piezas del armado final antes de ponerlas en su lugar. Antes de comenzar a desarrollar código las piezas principales deberán de clasificarse en base a su contenido. Algunas sugerencias de contenido son:

 

• Artículos.
• Banner de publicidad.
• Documentos.
• Productos en físico.
• Boletines por correo electrónico.
• Galería de imágenes.
• Directorio del personal.
• Comentarios RSS.
• Blogs.
• Foros.

 

La clave está en enfocarse en el tipo de contenido no en el diseño. Dicho contenido contiene títulos, texto, video, mensajes, autores, atribuciones y temas. El diseño por el otro lado, viene después.

 

complementando contenido con diseño

 

Una vez que ya ha armado las piezas, es momento de pintarlas. El proceso de diseño involucra tomar el texto, video, fotografías y funcionalidad y juntarlas en una composición que sea atractiva, funcional y haga de la navegación una experiencia armónica.

 

Cualquier composición de página comienza con el encuadre “wireframing”. Este proceso incluye bocetos en escala de grises para visualizar cómo van a estar ubicados los elementos en la página. En esta etapa, ignore los elementos gráficos y enfóquese en la disposición de los elementos, flujo de información, y usabilidad. Cada página es individual y por lo tanto necesita su propio encuadre, incluyendo página de contacto, blogs, página de productos y otras.

 

Una vez establecidos los encuadres, serán utilizados como bocetos guía en Photoshop. Estos será representaciones exactas pixel por pixel de cómo se verá el producto final. Use sus encuadres como guía, ubique su paleta de colores y sus elementos gráficos (logo, fuentes tipográficas, etc.) en los márgenes para usarlos como guía y comience a crear cada pieza en la composición. Deberá asimismo realizar notas por cada truco de código CSS que utilice, las láminas deberán ser desarrolladas a partir de los elementos y todas las características de los elementos deberán ser etiquetadas en un administrador de manera coherente (“Título principal” en vez de “diseñopieza13”).

 

La siguiente parte es probablemente la más ardua, ya que debido a su alcance, únicamente será mencionada en esta parte. Una vez que sus piezas están separadas y listas para ensamblarse, necesitará desarrollar el código de su sitio. Esto puede hacerse de muchas formas, incluyendo utilizar modelos de sitios ya pre-establecidos o construir su sitio desde cero. Si tiene pensado empezar a partir de un modelo ya establecido, debe de tomar en cuenta que su funcionalidad se dará en razón a lo ya establecido por el modelo.

 

Una vez que su sitio ya está ensamblado, Usted deseará seguir una referencia de tendencia de diseño para que sus elementos sean consistentes. Estos documentos son llamados guías de estilo. Las guías de estilo contienen fuentes, tamaños de fuente, colores, uso de colores, gráficos, variantes de gráficos y otras restricciones en la apariencia y estética d los elementos. Al desarrollar estas guías no solo unificará su marca, sino que ayudará a la identidad de su marca a través de una examinación cautelosa.

 

Finalmente, cargue todos los elementos en el administrador de contenidos (CMS) de su preferencia. Estas plataformas están instaladas en su servidor de hospedaje y facilita la creación y codificación dentro de la estructura de sus sitio. Frecuentemente contienen la capacidad de crear cuentas personalizadas con el fin de administrar todos los elementos y operaciones necesarias de manera efectiva y consistente y así mostrar sus trabajo final en línea.

 

pre-lanzamiento, post-lanzamiento y más allá

 

Ahora que todo está listo, deseará hacer una prueba beta antes de mostrar su sitio al resto del mundo. Instale en un servidor prueba para asegurarse que todos los elementos se vean bien y en su correcta escala, que los elementos interactivos trabajan bien y que los enlaces llevan a donde deben. Haga pruebas rigurosas y busque cualquier error que deba ser corregido.

 

Una vez que la versión beta está completa, es tiempo de lanzarla en línea en tiempo real. Con un plan exitoso para el crecimiento de contenido y un organizado entendimiento de las responsabilidades, la estética, el mantenimiento y la documentación, vienen las siguientes tareas.

 

Desarrollar un plan para realizar pruebas regulares y actualizaciones de código, así como crear referencia descriptivas de la funcionalidad de sitio, y cómo es que se bloquea el código, cómo acceder fácilmente para futuras consultas. El resto del trabajo a partir de aquí, es simplemente cuestión de aplicar la fundación organizacional que hemos establecido y mantener el barco a flote hasta que un nuevo sitio se desarrolle.

 

Planear un sitio web no es tarea pequeña, pero entender el proceso puede ayudar a tener claridad. Empiece por evaluar sus necesidades y ensamblar el equipo de trabajo necesario para cubrirlas. A continuación genere el contenido necesario y recolecte material fotográfico para mejorar la presentación. Diseñar el sitio es cuestión de planear estructuras basadas en la usabilidad y reutilice los modelos ya establecidos. Unifique todos los elementos con una guía de estilo y CMS para mejorar la estética y el flujo respectivamente. Finalmente, haga pruebas beta de su sitio, después póngalo en línea y cree una documentación y plan de mantenimiento para asegurar una óptima navegación.

 

Con el tiempo, descubrirá que cada paso lleva automáticamente al siguiente, y que el tiempo que invirtió en la planeación le ayudará a ahorrar tiempo y dinero en el futuro.

 

Autor Original: Brittany Warnok
Texto Original